sábado, 17 de enero de 2015

Machín de Munguía

Almirante del siglo XVI que se distinguió en la batalla de La Previsa y en la defensa de Castelnuovo




Natural de Munguía, Vizcaya, donde nació a principios del siglo XVI, 
Machín de Munguía combatió a las órdenes de Andrea Doria contra los turcos en las batallas de Previsa, en 1538. Allí se distinguió defendiendo con valor y arrojo una galera veneciana averiada y acosada por varias naves turcas.

Destacó en la defensa de Castelnuovo, en 1539, donde cayó preso a manos de Barbarroja. Este último le ofreció abrazar la fe musulmana y servir a Soleimán en su ejército pues le admiraba mucho por su acción en la batalla de Previsa. Prefirió la muerte y Barbarroja ordenó que fuera degollado sobre el espolón de la galera almiranta.


Se ha escrito mucho sobre las hazañas del valeroso marino de Machín de Munguía, desde su época hasta la actualidad.  Así, desde el siglo XVI se enfatizó su valor en la lucha, su coraje y su bravura al enfrentarse en inferioridad de condiciones a un poderoso enemigo, como era la Armada del temido Barbarroja. Y, tras ser capturado, se puso de manifiesto su fidelidad a su religión cristiana y a su rey Carlos I de España, algo típico de los vascongados.

Según una relación del siglo XVI conservada en el Museo Naval de Madrid, el capitán Machín de Munguía y los soldados de su compañía, la mayor parte vascongados, pelearon como fieras durante todo un día contra tres galeras turcas, en La Prevesa.



MACHÍN DE MUNGÍA EN LA PREVISA


Según relató el historiador Esteban de Zaldivia, causó admiración entre sus compañeros y entre el propio Andrea Doria, que envidiaba las hazañas protagonizadas en los combates de Previsa. Pero sobre todo, durante este siglo se le caracterizó por su negativa a volverse "turco", lo que habría significado abrazar la fe musulmana, abandonando la católica, y traicionar su lealtad hacia el emperador de la Monarquía hispánica Carlos V (señor de Vizcaya) al hacerse súbdito del Gran Turco Soleimán.

Sandoval mostró en 1620 esta imagen del marino que se niega a volverse turco, añadiendo un nuevo ingrediente, la bravuconería y arrogancia del cautivo ante Barbarroja. Así lo escribió en el siguiente pasaje:


"Que como rogasen mucho a Machín de Munguia, que se tornase Turco, y él blasonase arrogantemente, contando, como avia defendido su nao; Barbarroja, ayrandose contra el, le hizo cortar la cabeza."

Arturo Pérez Reverte le rinde homenaje en la entrega de Corsarios de Levante de la saga de Alatriste con el personaje llamado Machín de Gorostiola, también al frente de una compañía de Vizcaínos; un personaje inventado este de Machín de Gorostiola, pero inspirado en otro real Machín de Munguía. Y a este personaje se refiere en el artículo titulado Cortos de razones, largos de espada, publicado en El Semanal.



HERÓICO SUCESO DE MACHÍN DE MUNGÍA EN LA PREVISA