miércoles, 20 de mayo de 2015

Juan de Acurio y Berriz

Marino contramaestre de la nao Victoria con la que dio la primera vuelta al mundo junto a Elcano en la expedición a las Molucas en 1519


PLACA CONMEMORATIVA A LOS SUPERVIVIENTES DE LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO


Natural de Bermeo, donde nació en 1493. En 1519 se embarcó en la expedición de Magallanes buscando las islas de las especias. Su cargo era el de contramaestre de la nao Concepción, su capitán era Gaspar de Quesada y su maestre Juan Sebastián Elcano.

Otros muchos vascos de mar le acompañan en la aventura, alrededor de 30, entre ellos los bermeanos Pedro Santúa, Antonio Basazábel, Juan de Aguirre, Martín de Iraurraga y Pedro Chindurza.

La travesía fue una fantástica novela de aventuras hecha realidad y épica. Las naos fueron desapareciendo una a una, Magallanes fue asesinado por indígenas en Mactan y la nao Concepción fue quemada en la isla Cebú en 1521.

Acurio pasó a ser contramaestre de la nao Victoria, la única nao superviviente, con Elcano de capitán, prosiguiendo el camino desde las islas Malucas y, tras increíbles penalidades, arribando en Sanlúcar de Barrameda, en 1522.

Bermeo y Getaria siempre contarán con la proeza y la gloria de Elcano y Acurio, maestre y contramaestre de la primera vuelta al mundo.


LA ODISEA DE ACURIO, POR MAIRIN MITCHELL