viernes, 5 de agosto de 2016

Joseph Nicolás de Aizpurua

Natal de Usúrbil, Joseph Nicolás de Aizpurua fue biznieto del capitán de Maestranza en Cantabria Gerónimo de Echeveste e hijo del constructor Gerónimo de Aizpurua y Echeveste. Desde su infancia, se dedicó a la construcción de navíos aprendiendo de su padre, Gerónimo de Aizpurua.

Hasta 1750, Joseph Nicolás estuvo empleado en la fábrica de navíos en los astilleros guipuzcoanos. Aquel año, se fue a trabajar con su padre al Real Arsenal de El Ferrol. Su estancia en el Departamento de Marina gallego, aunque corta, fue muy fructífera y provechosa para su formación como constructor. Por una parte, porque le sirvió para estudiar el método de construcción naval inglés con las enseñanzas que in situ le impartió el ingeniero Rooth. Y por otra, porque pudo poner en práctica estos conocimientos, trabajando bajo la dirección de su maestro en la manufactura del navío Gallardo de 72 cañones.

Terminada las obras de esta fábrica, allá por el año 1754, regresó, junto a su padre, a la casa familiar que tenían en Usúrbil. A partir esta fecha, y gracias a la inmensa práctica e inteligencia adquirida en El Ferrol, se dedicó a la manufactura de diferentes navíos para los particulares.

Sin embargo, su anhelo era volver a servir a su magestad, pero hacerlo sin tener que moverse de su lugar de origen. Así, en 1778, expuso al ministro de Marina Castejón su disposición a fabricar en los astilleros de Aguinaga, ubicado en Usúrbil, bien por quinta del rey o bien por vía de asiento, fragatas de 20 a 24 cañones procurando construirlas en las mejores condiciones.

Castejón le contrató como maestro ayudante de construcción de Juan Bauptista de Donesteve para el paquebote San Román que se hizo en el nuevo astillero de Santa Catalina, situado en San Sebastián. Y porque en el siguiente decenio, fue la persona encargada de efectuar las relaciones de los carpinteros que trabajaban para el rey en los astilleros guipuzcoanos, y en concreto, en los de Usúrbil.


NAVÍO ESPAÑOL DEL SIGLO XVIII