jueves, 4 de junio de 2015

Juan de Oñate

Gobernador y colonizador de gran parte del territorio del sureste de Estados Unidos a principios del siglo XVII




Juan de Oñate fue hijo de los vizcaínos Cristóbal de Oñate, gobernador y fundador de Nueva Galicia, y de Catalina de Salazar. Desde joven participó en las luchas contra los indios chichimecas.

En 1595, fue encargado de organizar una expedición para explorar el territorio de Nuevo México y Texas, misión en la que había fracasado años atrás el explorador Francisco de Urdiñola.

Desde Santa Bárbara, en 1596, la expedición de Oñate cruzó el río Gila y llegó a las estribaciones del río de las Balsas. Allí, los expedicionarios fundaron un primer campamento al que llamaron San Francisco (actual ciudad de Chamita), aunque más tarde la capital de esta primera parte de la expedición se trasladó a San Juan. Las tribus autóctonas no opusieron demasiada resistencia y, después de dejar a parte de su contingente, Juan de Oñate partió hacia el río Conchos con el grueso de la expedición.

En 1598, a cargo de 400 personas y 7.000 cabezas de ganado partió hacia la conquista y colonización de Nuevo México, obteniendo un excelente resultado al abrir nuevas minas como las de San Luis de Potosí.

En abril de 1598, llegaron al río Bravo (también llamado río Grande del Norte), el límite natural de Nuevo México, después de haber cruzado el llamado Paso del Norte, (El Paso-Ciudad Juárez) que Oñate descubrió. A los pocos días, el capitán tomó posesión de las tierras en nombre del rey español, Felipe II.

Esta expedición estableció su primer asentamiento en San Juan de Pueblo, su iglesia católica construida en el lugar fue el primer templo cristiano construido en los Estados Unidos, en los siguientes 25 años 50 iglesias serían edificadas en el hoy estado de Nuevo México. Oñate exploró las áreas vecinas para consolidar la posición del asentamiento entre los nativos de las tribus hopi y zuñi, así como de los rebeldes indios de Acoma.

Se dirigió hacia Acoma, donde sí encontraron muchísima resistencia por parte de tribus indígenas, pero al final lograron imponer la superioridad militar de sus tropas.

En los primeros años del siglo XVII, el gobernador quiso explorar la llanura de Kansas, llegando hasta Texas por el río Pecos y a Oklahoma por el río Colorado, recorre Nuevo México, Arizona, Texas, Kansas, Nebraska, Oklahoma, Iowa, Missouri, pero finalmente volvió a bajar hacia el sur, hacia las fértiles tierras del golfo de California. Allí llegó en 1604, estableciendo otro puesto de control hispano y dominando las tierras de Nuevo México.

Con la fundación de Santa Fe de California, en 1605, la riqueza del gobernador y adelantado de Nuevo México era inmensa, además de controlar tal vez el territorio más rico del virreinato. Pero finalmente se le desterró de Nuevo México debido a las acusaciones de utilizar la fuerza en exceso contra una rebelión de indios en Acoma años antes.

En 1625 obtuvo el hábito de la Órden de Santiago.


MONUMENTO A JUAN DE OÑATE EN EL PASO (TEXAS)