viernes, 19 de junio de 2015

Casas nobiliarias de Fuenterrabía I

Calatayud

La casa Calatayud existía todavía en 1841 y estaba situada en la calle de San Nicolás, esquina a la del Norte. De ella proceden Juan Calatayud, capitán en el sitio de 1638, y Baltasar Antonio Calatayud, que en el sitio de 1719 era sargento mayor y luego llegó a teniente coronel. Casó con Josefa de Amasa y tuvo por hijos a Francisco Antonio Calatayud, capitán del regimiento de Sevilla y que sirvió en la última guerra de Nápoles.

Geronimo Calatayud, cadete en el sitio de 1719, en el que se inutilizó para seguir la Carrera.

Manuel Calatayud, que fue monje cisterciense, desempeñó las abadías del Real Monasterio de Fitero y del de Calatayud, y las varias obras de Teología y de Historia que escribió y el Examen leve de la historia de Irún-Uanzu, que publicó en contestación a la Historia de Irún-Uranzu, de Gainza (1738), le dieron nombre de uno de los más doctos sujetos de su religión.


ESCUDO DE ARMAS DE CALATAYUD



Casadevante
Es muy antiguo linaje en la ciudad, pues en los primeros documentos que aparecen en el archivo, figuran y a los individuos de esta familia rigiendo los destinos del pueblo. Durante muchas generaciones, han ejercido los principales cargos civiles, han ocupado los preferentes puestos eclesiásticos, han comandado las milicias del pueblo, desempeñado comisiones en la Corte y acudido como procuradores a las Juntas generales de la Provincia.

Tal era su prestigio y posición, que las casas de sus miembros solían albergar a las personas de calidad: en 1638, por ejemplo, la de Miguel de Casadevante alojó a los generales que entraron al frente de las tropas de auxilio del sitio


CASA SOLAR CASADEVANTE


La casa solar Casadevante presenta un pequeño escudo de armas sobre el vano central de la primera planta. Dentro de ella se negoció la tregua subsiguiente al sitio de Fuenterrabía de 1638.

De esta familia son Antonio Casadevante, chantre de la catedral de Pamplona, que acudió en Madrid a la defensa de varios asuntos de la ciudad y, en 1660, redactó un notable memorial, dirigido al rey, acerca de las mercedes concedidas en 1638 y no cumplidas. Manuel Casadevante, almirante en 1688 y general en 1700. Maria Casadevante, hija del capitán Juan de Casadevante y esposa, en segundas nupcias, de Diego de Butrón. Miguel Antonio Casadevante, alcalde, que en 22 de enero de 1701 recibió y acompañó a Felipe V en su entrada en Irún y Fuenterrabía. Otro Miguel Antonio Casadevante, fue ministro de la Real Hacienda a principios del siglo XIX.

ESCUDO DE ARMAS DE CASADEVANTE
 
ESCUDO DE ARMAS DE CASADEVANTE EN LA FACHADA DE SU CASA SOLAR
 

Justiz
La que existe en término de Fuenterrabía, en una de las estribaciones del Jaizkibel es la única casa de este nombre que existe en el País Vasco. Es muy antigua: una tradición asegura que hallándose de caza por aquellos parajes el rey Sancho Abarca de Navarra, se enamoró de una hermosa doncella de Justiz, y hubo de ella un hijo, de quien descienden los de este linaje de Justiz. Así lo testimonió Diego de Urbina, rey de armas de Felipe III. Es casa amplia, magnífico ejemplar de morada vasca, y tiene extensos territorios de su pertenencia. De ella han salido muchos varones que han ocupado los primeros puestos de la población y han alcanzado lustre fuera de ella.

Juan de Justiz, capitán, en virtud de testamento otorgado en San Cristóbal de la Habana el 29 de enero de 1713, fundó en Fuenterrabía una capellanía de 4.000 pesos de capital. Su hijo Manuel José fue sargento mayor del presidio y ciudad de San Cristóbal; Miguel de Justiz, hermano de Juan, a principios del siglo XVIII fue sargento mayor de la plaza de Fuenterrabía, y en 1709 alcalde. Martín de Justiz, hermano de Juan, cuando supo que el francés había sitiado su ciudad natal en 1638, vino desde Valladolid en posta y, como teniente alcalde de Butrón, corrió los mayores peligros en unión de su hermano. El año 1760 se concedió a Manuel Manzano de Justiz el título de Marqués de Justiz.