martes, 19 de mayo de 2015

Armada de Vizcaya en la Guerra de Sicilia


Tras la firma de paz con Portugal mediante el tratado de Tordesillas se acordó licenciar a la Armada de Vizcaya y satisfacer su paga, por no ser ya necesarios sus servicios. Sin embargo los ataques turcos a Sicilia y Nápoles, territorios del reino, consiguieron que la Armada Vizcaína formara parte de la Armada de Sicilia. La Vizcaína fue acrecentada en 7 carabelas para estar disponibles en Sicilia en septiembre de 1494 y unirse a las 20 naves que allí se preparaban.

La armada vasca formó parte de la primera flota que partió para Sicilia y Nápoles, donde participó en el bloqueo de Gaeta, continuando al mando de Íñigo de Artieta, acompañada por sus incondicionales Fagaza, Loyola, Leizola y Martínez de Amezqueta.

En su compañía viajaron 17 carabelas, buena parte de las mismas eran vascas, a juzgar por los apellidos de sus maestres (Mondragón, Avendaño, Aramburu, Marquina, etc.).

En la segunda flota no figuran los navíos de la armada de Vizcaya, aunque vuelven a ser abundantes las carabelas de procedencia vasca, si atendemos a los apellidos de maestres y capitanes (Amezquita, Vidavia, Larrauri, Zarauz, Astigarivia, Murueta, etc.).

Coetáneo al servicio de la Armada de Vizcaya es el de otros marinos vascos que actuaron en la defensa del reino de Granada y en los proyectos para llevar la guerra al Norte de África.