viernes, 15 de mayo de 2015

Batalla de Tafalla


La Batalla de Tafalla es un acontecimiento datado en el año 1043 (aunque algunos historiadores la sitúan en 1035). Este acontecimiento enfrento a las tropas pamplonesas de García III Sánchez el de Nájera contra una coalición formada por soldados leales al rey de Aragón Ramiro, el hermano de García, Gonzalo Sánchez, y el emir de Zaragoza probablemente al-Musta'in.

FORTALEZA DE ARTAJONA


A la muerte del rey pamplonés Sancho III el Mayor este repartió sus posesiones entre sus cuatro hijos. Ramiro era el hijo mayor, pero al ser ilegítimo, las leyes jurídicas del reino de Pamplona mandaban que el hijo legitimo mayor, en este caso García, fuera el que recibiese todas las posesiones del padre, así que García recibió el Reino de Pamplona, Fernando tuvo el Condado de Castilla de parte de su madre y Ramiro y Gonzalo recibirían títulos de "régulos" por lo que podían ejercer de reyes en sus condados siempre y cuando fueran vasallos del rey de Pamplona.

Se cree que esta situación de sentirse minusvalorado fue la que llevó a Ramiro a plantar batalla a su hermano García por el dominio del reino que él creía que por derecho debía ser suyo. Por esto, se alió con el emir de Zaragoza para atacar el Reino de Pamplona.

Aunque no se tienen mucha información sobre esta batalla acaecida a las afueras de Tafalla se suele afirmar que tuvo una corta duración y hubo una victoria indiscutible de los pamploneses haciendo que Ramiro I de Aragón se tuviera que retirar apresuradamente del campo de batalla perdiendo incluso su caballo, que sería cogido por un noble pamplonés y entregado a su rey.

Después de la batalla, el rey de Pamplona sería indulgente con su hermano y lo perdonaría, haciéndole incluso entrega de algunos castillos. Con esto y la derrota, Ramiro calmaría sus intenciones ambiciosas de conseguir territorios del Reino de Pamplona hasta la muerte de su hermano García.

GARCÍA III DE PAMPLONA Y RAMIRO I DE ARAGÓN