miércoles, 7 de enero de 2015

Domingo de Soraluce

Explorador del Perú en la expedición de Francisco de Pizarro

Natural de Idiazabal, Guipúzcoa, donde nació a finales del siglo XV.

En 1525, se encontraba en Panamá como integrante de la expedición para la exploración del mar del Sur, que lideraba el capitán alavés Pascual de Andagoya.

Al año siguiente, se tomó parte de la segunda expedición de conquista del Perú, al mando de Diego de Pizarro, continuista del trazado emprendido por la de Andagoya. En la isla del Gayo el emisario Juan Tafur informa de la retirada de la expedición por orden del virrey, dadas las duras condiciones que se daba en su ejecución y que había informado otro de los integrantes. Soraluce fue uno de los trece expedicionarios que se negaron a subir al buque de rescate de la expedición al mando de Bartolomé Ruiz. Pasaron a la historia como “los trece de la fama”.

Solaruce acompañó a Pizarro y a los otros once exploradores en el descubrimiento de Tumbes y de la actual costa de Peru hasta el río Santa, donde fundaron Trujillo y Piura.

Regresó a España junto a Pizarro para conseguir el título de adelantado el Peru. Mediante las Capitulaciones de Toledo, firmadas en Julio de 1529, el emperador Carlos V permitió a Pizarro la total conquista del Imperio incaico. También recompensó a Soraluce sus valiosos servicios y nobilísimo comportamiento, haciéndole merced de Caballero de Espuela Dorada.

Al volver a Panamá continuó con su actividad habitual de comerciante, convirtiéndose en el principal proveedor de Pizarro, quien descubriía el Peru en su tercera y definitive exploración.

En 1532, fue nombrado regidor de Panamá, y al poco tiempo alcalde de Nombre de Dios.

En 1534, se convirtió en el proveedor de la expedición de conquista del Perú que dirigía Pedro de Alvarado. Más tarde, viajó en busca de negocios a la Ciudad de los Reyes, actual Lima, acompañado de su sobrino Juan Ortiz de Vergara.

Murió de enfermedad nada más zarpar desde Panamá con destino a España.


LOS TRECE DE LA FAMA