martes, 16 de diciembre de 2014

Martín Íñiguez de Carquizano

Marino y capitán general de la expedición a las Molucas de Jofre de Loaisa
 
Natural de Elgóibar, Guipúzcoa, donde nació a finales del siglo XV. Inició la expedición de Loaisa a las Molucas con el cargo de alguacil mayor. Fue nombrado durante la travesía, para el cargo de contador y tesorero. A la muerte de Salazar, fue elegido capitán general de la expedición.
 
Este se encargó del mando en momentos difíciles y azarosos probando bien en el desempeño de su misión las relevantes cualidades que poseía, como lo demostró en las luchas con los indígenas y en las pugnas con los portugueses. Murió envenenado de un modo alevoso por el tósigo que le preparó el lusitano Baldoya en un banquete, al que le había invitado con este fin. Este suceso tuvo lugar en la isla de Tidore, en 1527.
 
Fue una pérdida irreparable, diciendo el gran cosmógrafo Urdaneta al ocuparse de él "Dios sabe cuanta falta nos hizo, por ser hombre muy hábil y valeroso para el dicho cargo; era muy temido así de los cristianos como de los indios".
 
 
ARCHIPIÉLAGO DE LAS MOLUCAS